viernes, 10 de diciembre de 2010

¿Qué es el cuerpo?

Interesante pregunta esta, ¿no?.

La historia de la filosofía nos da una visión de los intentos por definir al cuerpo. El pensamiento griego concebía al cuerpo como un obstáculo, y aún entre las mismas facciones y grupos de los considerados sabios griegos existín quienes le concebían como el encierro del alma, a saber, Sócrates. No obstante, Platón -sumido en su mundo de las ideas- también ofertaría una idea de cuerpo.

Pasado el tiempo, la educación escolástica -insignia del imperio romano- mostraría sus esfuerzos por dividir al ser humano en tantas partes como fuese necesario: cuerpo, alma, espíritu, ser, aliento, mente, etc. Tras elucubraciones hermenéuticas de las Sagradas Escrituras terminaron afirmando que el cuerpo es el asiento del alma, y por tanto el alma -ente consciente separado del cuerpo- es trascendente al cuerpo. No obstante fueron más allá, el alma terminó siendo eterna, tan así, que cuando el hombre muere el cuerpo es destruído y unido a la tierra mientras que el alma va al cielo (si fuiste justo) o al infierno (si fuiste injusto).

Para muchos el cuerpo sigue siendo hoy un objeto, una cosa, moda, mercancía, carne fresca par el consumo.

Debo manifestar mi total y escandaloso desacuerdo con todas esas ideas extrañas. No sé usted apreciado lector, pero no puedo comulgar con tales ideas deterministas.

Abramos el debate, y díganos:

- Para usted, ¿qué es el cuerpo?...

No hay comentarios:

Publicar un comentario